Informe Monetario Mensual, febrero 2017

• En febrero se conoció la variación de enero del IPC GBA del INDEC, índice que el BCRA utiliza para medir el cumplimiento de sus metas. Tanto su nivel general como el componente núcleo aumentaron 1,3% respecto a diciembre de 2016. Por otra parte, los distintos indicadores de alta frecuencia que sigue el BCRA señalan un aumento de la inflación en febrero respecto a lo observado en los meses previos, principalmente derivado de la evolución de los precios regulados. Este desarrollo no altera las perspectivas de la autoridad monetaria sobre el proceso de desinflación en curso, pero amerita una actitud de cautela. • En este escenario, el BCRA decidió mantener inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases de 7 días, en 24,75%. También mantuvo la amplitud del corredor, por lo que la tasa de pases pasivos de 7 días se ubicó en 24% y la de activos en 25,5%. • Las tasas de interés de más corto plazo mostraron trayectorias descendentes, disminuyendo hacia el piso de los corredores de pases. Las operadas en los mercados de préstamos interbancarios –call y repo– y las aplicadas sobre los adelantos a empresas de hasta 7 días disminuyeron en torno a 0,5 p.p. Entre las tasas de interés activas, las aplicadas sobre los préstamos personales y documentos a sola firma también cayeron. En tanto, las tasas pagadas por los plazos fijos se mantuvieron relativamente estables. • El M3 privado se mantuvo prácticamente inalterado respecto al mes previo al considerar su saldo real y ajustado por estacionalidad. En tanto, en términos nominales su ritmo de crecimiento interanual aumentó 0,7 p.p. respecto a enero y, por el crecimiento de los depósitos públicos, el del M3 Total creció 4,5 p.p. en el mes. Las variaciones interanuales del M3 Privado y del M3 se ubicaron en 26,3% y 27,7%, respectivamente. • El crecimiento interanual de la Base Monetaria continuó por encima del registrado por los agregados monetarios más amplios. Como se explicó en el Informe Monetario Mensual de enero, varios factores afectaron esta variable durante los últimos meses: la forma en la que las entidades financieras decidieron integrar los requisitos de encajes en el período de medición conjunta diciembre-febrero; el aumento de los coeficientes de encajes dispuesto a mediados de 2016 y; las mayores tenencias de efectivo de las entidades financieras. Al considerar el período incluido en el cómputo trimestral de encajes y ajustando el nivel de la base monetaria por la incidencia que tuvo el incremento de la exigencia de encajes y del efectivo en bancos, el aumento interanual de la base monetaria del trimestre diciembre 2016-febrero 2017 se ubicó en 24%. • Con vigencia a partir de marzo, el BCRA dispuso una reducción de los coeficientes de encajes sobre los depósitos en pesos equivalente al 2% de estas colocaciones. Esta medida se orienta a contrarrestar la mayor cantidad de fondos inmovilizados que mantienen las entidades financieras como efecto colateral de las iniciativas destinadas a reducir los costos operativos del manejo de numerario. Por otra parte, tendería a comprimir las diferencias entre las tasas activas y pasivas; eventualmente, alentando la suba de las tasas que se pagan por los depósitos. • Tras los cambios operativos que implicó la adopción del régimen de Metas de Inflación y en un período con crecimiento de préstamos estacionalmente bajo, en febrero, las entidades financieras destinaron el aumento de sus depósitos en pesos y los fondos asociados a la reducción de sus tenencias de LEBAC principalmente al aumento de sus saldos en pases con el BCRA. • Como es habitual en el mes de febrero, los préstamos en pesos al sector privado moderaron su tasa de crecimiento mensual. Aumentaron l,8%, lo que contrasta con la caída observada en igual mes de 2016. Así, la variación interanual se incrementó 3,1 p.p. ubicándose en 23,2%. Los préstamos personales continuaron concentrando la mayor parte del financiamiento en pesos. En este tipo de línea crediticia, además de los tradicionales, desde fines de 2016 comenzaron a otorgarse préstamos en UVA, aunque todavía representan una reducida proporción del total otorgado. • Entre los préstamos hipotecarios, los denominados en UVA continuaron ganando participación y en febrero abarcaron cerca del 45% de los créditos hipotecarios totales otorgados a familias. Desde el lanzamiento de este instrumento, en abril de 2016, y hasta febrero se otorgaron $3.400 millones de préstamos hipotecarios en UVA.

Fuente: BCRA

Leer más Informes de:

Finanzas