Informe Económico Semanal #448 – Banco Ciudad

Durante la semana, se conocieron diversos datos del nivel de actividad que
confirman el balance positivo del último año. La economía habría acumulado al
último cuarto de 2017 su sexto trimestre consecutivo en expansión, con un fuerte
impulso de la actividad de la construcción, que continúa creciendo a tasas de dos
dígitos. Un escalón por debajo se ubica la industria, que también se recuperó tras la
caída registrada en 2016, pero avanzando a un paso más moderado. Por otra parte,
los números de la recaudación tributaria de enero, con una suba record del IVA,
aportan el primer indicio de que la economía sigue expandiéndose en 2018.
En el plano financiero, en tanto, los mercados globales evidenciaron una corrección
ante la consolidación de la perspectiva de una suba gradual de tasas en EE.UU.,
movimiento que impactó negativamente en la bolsa y los bonos locales, aunque
con el valor del dólar mostrándose más estable, dando indicios de estar
encontrando su nuevo nivel tras los cambios en las metas de inflación y en la tasa
de política de la autoridad monetaria.
En lo que hace a la actividad agregada, el estimador mensual elaborado por el
INDEC registró en noviembre un incremento de 0,4% respecto a octubre y 3,9% con
relación a un año atrás. Estos datos apuntan a un alza menor al 1% trimestral en el
último trimestre del año pasado, marcando una moderación frente a los primeros
tres cuartos del año (+1% promedio s.e.), aunque acumulando, como ya se
mencionó, su sexto trimestre consecutivo en ascenso (algo no observado desde el
año 2011). Asimismo, en los primeros once meses del año el nivel de actividad
acumuló un crecimiento del 2,9%, un número que se encuentra en línea con los
registros del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA y otras
estimaciones privadas.
Si bien la información de noviembre confirma que el avance de la actividad se
encuentra difundido a la amplia mayoría de los sectores, sigue siendo la
construcción el que evidencia los números más robustos. De hecho, esta semana se
conocieron nuevos datos del sector, los cuales continúan mostrando tasas de
crecimiento de dos dígitos: +14,5% en diciembre y +12,7% en promedio en todo
2017. Lo anterior se ve reflejado, a su vez, en el empleo en la construcción, que a
noviembre había alcanzado un récord histórico de 460 mil trabajadores formales,
tras haber sumado cerca de 50.000 nuevos puestos de trabajo en el último año
(+11,8%).
Estos datos se encuentran en sintonía con el repunte observado en la actividad
inmobiliaria. De acuerdo a lo informado por el Colegio de Escribanos de la Ciudad
de Buenos Aires, el número de escrituras de dominio realizadas en la CABA se
incrementó un 40,9% durante 2017. A su vez, del total de actos de compra-venta, 1
de cada 3 llegó a ser realizado con garantía hipotecaria en el mes de diciembre,
sumando la cantidad de hipotecas de todo 2017 su mayor nivel desde el año 2001.
Los créditos con financiaciones en UVAs favorecieron esta dinámica, permitiendo
que el stock de préstamos hipotecarios del sistema financiero se duplique en 2017
en relación al año previo (+103%).
La mejora en la actividad agregada también se vio reflejada en el avance que
evidenció la recaudación tributaria en el primer mes del corriente año. Si bien
aumentó un 23,9%, excluyendo de la comparación los recursos extraordinarios que
aportó el blanqueo impositivo en enero de 2017, la suba asciende a 28,6%
interanual, equivalente a una mejora cercana al 4% en términos reales. Al igual que
en meses previos, siguió primando el crecimiento del IVA, que subió un 45%
interanual, anotándose el incremento más pronunciado en más de 6 años en
términos reales.
En el plano financiero, sobre el final de la semana los mercados internacionales
experimentaron caídas significativas tras la última reunión de la Reserva Federal de
EE.UU. y siguiendo la publicación de datos favorables del empleo en dicho país, que
hacen más probable una suba de tasas en el corto plazo. Los bonos del Tesoro
norteamericano fueron los primeros en reaccionar, incrementándose el
rendimiento del título a 10 años a 2,85%, su máximo desde enero de 2014,
movimiento que impactó negativamente en los mercados accionarios, con un
descenso de 2,6% del índice Dow Jones (EEUU) y caídas en mercados emergentes.
El índice Bovespa (Brasil) cayó el viernes 1,7% y el Merval local 5,8%.
A pesar de estos movimientos, la cotización del dólar en Argentina se mantuvo en
buena medida estable, cerrando la semana en $19,50 a nivel mayorista, 15
centavos por debajo del pico de enero ($19,65), registrado dos días antes. De
hecho, durante la semana el dólar registró movimientos acotados (-0,1%), algo que
podría estar señalando que estaría encontrando su nuevo nivel, tras las subas de
diciembre (8,0%) y enero (4,7%) que siguieron a la modificación de las metas de
inflación oficiales y las bajas de tasas dictaminadas por la autoridad monetaria.

Fuente: Banco Ciudad

Leer más Informes de:

Macroeconomía