Informe Económico mensual – Marzo 2018

La economía argentina – resumen de coyuntura
Marzo 2018
Un esquema financiero-cambiario muy inestable

Las tensiones en el mercado de cambios de las últimas semanas obligaron al banco central a dejar
de lado su dogmatismo liberal, para pasar a intervenir vendiendo divisas con la finalidad de
estabilizar el dólar. Las ventas por aproximadamente USD 1.000 millones a lo largo de las 3 primeras
semanas de marzo permitieron evitar que la divisa supere los $21, cerrando momentáneamente la
carrera alcista del dólar iniciada en diciembre del año pasado que implicó una devaluación del 16%
a lo largo del verano.

Si bien, el elevado nivel de reservas de la autoridad monetaria aleja, por el momento, el fantasma
de un colapso económico, la corrida veraniega puso en evidencia el inestable esquema cambiariofinanciero
montado por la gestión M. Un volumen de LEBACs equivalente al nivel de reservas
internacionales, altamente sensible a la política de tasas de interés y expectativas de devaluación,
cuyo stock se duplica anualmente, constituye una bomba de tiempo que aún no detona por el
volumen de reservas que permitió acumular la insustentable política de endeudamiento externo
acelerado de los últimos años. Hacia adelante, la pregunta no es si va a estallar, sino ¿cuándo?

Cambio en las “metas de inflación”: el inicio de la corrida
La escalada del dólar de los últimos meses se inició a mediados de diciembre del año pasado, cuando
algunos amigos de la gestión fueron anoticiados de que se producirían cambios en la política de tasas del BCRA.  quienes estaban en el secreto comenzaron a acumular divisas impulsando un primer aumento en la cotización de la moneda norteamericana.
El trascendido se confirmó a las pocas semanas cuando el equipo económico en pleno anunció que se modificaría la meta de inflación de 2018. Como destacamos en informes anteriores, el cambio de metas no tenía mayor relevancia en la evolución de los precios, que siempre se mostraron indiferentes al accionar del banco central y sus pomposos anuncios. El verdadero impacto del cambio en las metas de inflación había que buscarlo en la política de tasas del
BCRA y, a través de ella, en las presiones que podría derivar sobre el mercado cambiario. Los pronósticos realizados por el CESO se verificaron a las pocas semanas, cuando el BCRA comenzó una lenta pero continua baja en las tasas de interés de las LEBACs que aceleró la carrera alcista de la moneda norteamericana.

Fuente: CESO

Leer más Informes de:

Macroeconomía