Informe Económico 406

A pocas semanas de comenzado el año, el gobierno ya dio una serie de pasos
importantes para descomprimir su programa financiero de 2017, una tarea que (a priori)
no parecía exenta de dificultades. Por un lado, las necesidades de financiamiento para
este año resultan significativas, con pesados vencimientos de deuda y un déficit primario
que, en 4,2% del PIB, de acuerdo a lo proyectado por las autoridades nacionales, todavía
se mantiene en niveles elevados. Ello se conjugó, además, con una disminución del
apetito por riesgo emergente, siguiendo el resultado de las elecciones en Estados Unidos
a comienzos de noviembre, un elemento que impactó en el rendimiento de los títulos
locales (incrementando el costo de financiamiento), factor que fue cediendo con el correr
de las semanas.
En este marco, sobre un total de necesidades de financiamiento para el año de USD
40.350 millones (7,4% del PIB), según lo informado recientemente en la presentación del
Programa Financiero 2017, en las últimas dos semanas el gobierno obtuvo ya USD 13.000
millones, es decir, un 32% del total, y un 81% de lo que se esperaba conseguir en los
mercados externos en todo el año (USD 16.000 millones). Ello, sumado al éxito del
blanqueo, que sin duda impulsará una mayor demanda de títulos domésticos, despeja la
incertidumbre respecto a la capacidad del gobierno nacional de cubrir sus necesidades de
financiamiento de 2017.

Fuente: Banco Ciudad

Leer más Informes de:

Macroeconomía