Informe de Coyuntura

RELEVAMIENTO DE INDICADORES OFICIALES Y PRIVADOS entre el 16 de Agosto de 2017 y el 15 de Septiembre de 2017

El presente informe recopila distintos indicadores económicos públicos y privados dados a conocer desde el 16 de agosto del año 2017 al 15 de septiembre de 2017. Entendemos que esta compilación resulta un valioso insumo para analizar la situación económicasocial de la Argentina. El trabajo se estructura de la siguiente manera: a) breve análisis de coyuntura, b) índice de los indicadores publicados, c) información detallada de los indicadores. Desde el Centro de Estudios de Desarrollo Económico Benjamin Hopenhayn (CedeBH) publicaremos mensualmente este tipo de informes para continuar evaluando el desempeño de la economía local. A) Informe de coyuntura

1. Poder adquisitivo de las jubilaciones y Asignaciones Universales por Hijo.

El gobierno nacional anunció el incremento en los haberes de jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a partir de septiembre. El aumento del 13,32 por ciento es resultado de la aplicación de la ley de movilidad aprobada bajo el mandato presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. La jubilación mínima pasó a ser de 7.246,64 pesos y el beneficio de la AUH es de 1.412 pesos mensuales. Como la primera suba del año fue del 12,94 por ciento, la mejora acumulada en 2017 (27,96 por ciento) superaría la inflación proyectada por las consultoras privadas. Esa mejora no alcanza a recuperar la contracción del 5,7 por ciento del año pasado. Así, los dos primeros años de gestión macrista culminarían con una pérdida del 4,6 por ciento en la capacidad de compra de ese universo.

2. La actividad económica y los brotes verdes.

La reducida base de comparación del 2016 permite al gobierno mostrar datos económicos positivos de cara a las elecciones de octubre. Por ejemplo, el Indec difundió un crecimiento del 20,3 por ciento interanual en julio en el sector de la construcción. Sin perjuicio de eso, los niveles de actividad son todavía 5 por ciento inferiores a los de dos años atrás. Los números industriales no son muy distintos: comenzaron a mostrar cierta recuperación a partir de una base depreciada. La única distinción, con respecto al sector de la construcción, es que continúa la pérdida de puestos de trabajo. En efecto, la plantilla de obreros industriales cayó en junio en 33.000 trabajadores en términos interanuales. Con relación a junio del 2015, la caída es mucho mayor: 62.000 empleos. Como puede observarse en un cuadro elaborado por la Consultora Ledesma, la mayoría de los datos interanuales son positivos comparados con un año atrás, pero continúan en rojo cuando se los coteja con julio de 2015. Lo más probable es que el año culmine con una suba del PIB que compense el terreno perdido en 2016. De confirmarse ese pronóstico, el saldo de la primera mitad del mandato de Macri será una economía estancada, sin creación de nuevos puestos de trabajo y megaendeudamiento.

Fuente: CEDEBH

Leer más Informes de:

Macroeconomía