Informe Anual de la Construcción año 2013

Entre 2004 y 2008, la Construcción había sido una de las industrias más dinámicas de la economía nacional, con una tasa de crecimiento anual acumulada del 10,9%, tan sólo superada por la actividad de Intermediación financiera. Pero desde entonces fue uno de los sectores que más se desaceleró –sólo la superan el Agro, Explotación de minas y canteras y Pesca- y se convirtió en uno de los de menor crecimiento de la economía nacional. No obstante ello, la Construcción en 2013 volvió a expandirse un 1,9%, aunque no alcanzó para revertir su caída de 2012, que había sido del 2,5% interanual. La Inversión en Construcción se expandió un 2,6% durante el 2013, por debajo de la Inversión en Equipos durables de producción. Sin embargo, la caída de esta última había sido considerablemente más significativa en 2012, por lo que la brecha que la separa respecto a sus niveles de 2011 se elevó al 7,6%. Toda esa brecha corresponde al rubro Maquinaria y Equipo, pues la Inversión en Equipo de Transporte logró en 2013 recuperar su nivel de 2011 (con una mayor composición Nacional vis a vis los equipos importados). La Inversión en Construcción redujo sus tasas de crecimiento del 10,8% en el período 2004-2008 al 2,3% en el período 2008-2013, una merma apenas menor a la observada para la Inversión en Maquinarias y Equipos. La inversión de la Administración Pública Nacional (APN) destinada a obras ascendió en 2013 a 45.915,7 millones de pesos, monto que representó un incremento del 51,6% en relación al año 2012. Si a ello se adicionan los gastos de capital que se destinaron a la Asistencia Financiera a Empresas Públicas, el volumen de inversión fue de 61.753 millones de pesos, con un alza del 51,2% respecto a los valores de 2012. El marcado aumento de la Inversión en obras de la APN estuvo principalmente motorizado por el rubro Vivienda. Los fondos destinados a tal fin prácticamente alcanzaron los 14.770 millones de pesos, lo que representó una suba del 186,6% interanual. El factor explicativo más importante de ese gran aumento fue el aporte de capital realizado para el plan Pro.Cre.Ar., que concentró 6.000 millones de pesos y se transformó en el principal destino de los fondos aplicados al rubro Vivienda. No obstante, los programa de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda también experimentaron fuertes alzas. Obras Viales, el rubro que mayor inversión en obras de la APN concentra, amplió sus partidas en un porcentaje más bajo que el del Nivel General de los costos de construcción (ICC). En efecto, los fondos se incrementaron en un 17,8%, cuando la variación promedio interanual del ICC ascendió al 19,5%. El crecimiento de la actividad constructora reflejado por el ISAC tuvo un carácter generalizado en términos de las tipologías de obra, y estuvo significativamente impulsado por aquellas que se encuentran más ligadas a la Inversión pública. En efecto, Otras obras de infraestructura y Obras viales fueron los bloques más dinámicos durante 2013. La única excepción a la dinámica expansiva que mostraron las distintas tipologías de obra fueron las Construcciones petroleras, que experimentaron una baja del 3,2% en relación al 2012.

Edificios para vivienda, por ser el bloque con mayor ponderación en la constitución del ISAC y pese a haber sido el de peor perfomance (exceptuando nuevamente a Construcciones petroleras) fue, junto con Edificios para otros destinos, los que más aportaron al alza interanual. Otro de los aspectos distintivos del año 2013 fue el grado de divergencia observada entre la tasa de crecimiento de Edificios para vivienda y el Índice elaborado por el Grupo Construya, que mostró un incremento que más que duplicó al del bloque del ISAC. A excepción de la producción de Pisos y revestimientos cerámicos y Artículos sanitarios, el resto de los materiales que intervienen en los distintos procesos de obra y cuya evolución releva el INDEC, experimentaron importantes alzas interanuales. El insumo que más elevó su producción fue el Asfalto, aunque es el único –de los que creció- que no logró superar sus máximos registros de 2007. Mientras el consumo de cemento en bolsa terminó 2013 con un nivel un 6% más alto que en 2011, el consumo a granel no logró aún recuperar los valores de aquel entonces, quedando un 2,8% por debajo. Este dato, entre otros aspectos, evidencia la incidencia adquirida por el Plan PROCREAR (que tiende a impactar más sobre el despacho de Cemento en Bolsa que a Granel) en el nivel de actividad de la Industria de la Construcción. La cantidad de empresas constructoras en actividad cerró el 2013 con un alza del 3,7% interanual, revirtiendo en consecuencia la caída del 0,8% con la que concluyera 2012. Pese a ello, no logró aún recuperar el nivel que supo tener en 2008. En efecto, el mes de Diciembre finalizó con 25.049 firmas en actividad, un 0,6% menos que las que había en igual mes de aquel año. Personas físicas fue la forma de organización jurídica de mayor expansión, del mismo modo que en 2012 había sido la de mayor caída. Sin embargo, mientras que Sociedades Anónimas (S.A.) y Sociedades de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) concluyeron el año con un alza del 13,8% y 10,8%, respectivamente, en relación a Diciembre de 2008, Personas físicas se ubicó un 11,3% por debajo de aquel entonces. En relación con 2012, la tipología más dinámica fue la de Subcontratistas organizadas bajo la forma de Sociedades de Responsabilidad Limitada. Y detrás suyo se ubicó también Subcontratistas, pero organizadas bajo la forma de Sociedades Anónimas. Por el contrario, el alza de Personas físicas se explicó por el incremento de las Constructoras y Contratistas que adoptaron esa forma organizativa. Las provincias menos pobladas fueron, nuevamente, las que mostraron mayor dinamismo. En efecto, el conjunto de las Grandes jurisdicciones se expandió un 2,7% interanual, en tanto que las Restantes jurisdicciones elevaron su cantidad de firmas en actividad en un 5,6%. Esta divergencia resulta aún más acentuada cuando se contrasta con los niveles de 2008: mientras que las Restantes jurisdicciones cerraron el 2013 con un 4,7% más de firmas que en Diciembre de 2008, las Grandes jurisdicciones lo hicieron con un 3% menos. El Índice de Costo de la Construcción elaborado por el INDEC cerró el 2013 con una suba promedio del 19,5% interanual, resultando la tasa más baja de los tres últimos años. La disminución observada en el ritmo de incremento de los costos se debió fundamentalmente a un alza más moderada del rubro Mano de obra. En efecto, este capítulo promedió un aumento del 21,7% interanual, cuando en 2012 había sido del 33,7%. El costo de construcción medido en dólares estadounidenses cerró, por primera vez desde 2009, y por segunda desde la salida de la Convertibilidad, en baja. No obstante, el promedio anual con del año 2013 fue un 40% superior al de la década del ´90. En un año donde el ritmo de creación de empleos formales en el país volvió a experimentar una desaceleración, la Construcción volvió a ser uno de los Sectores con desempeño más magro. El sector fue, de hecho, uno de los únicos (junto a Pesca) que volvió a reducir el tamaño de sus planteles laborales, con una caída prácticamente similar a la del año anterior. Debido a ello, el sector de la Construcción perdió incidencia dentro del total de empleo privado en prácticamente todas las jurisdicciones del país. Las únicas en donde lo incrementó fueron San Juan, Entre Ríos, Misiones y Jujuy.

Fuente: IERIC

Leer más Informes de:

Construcción