Info. Económico Nº 411 – 3 de Marzo 17

Impulsada fundamentalmente por el buen comportamiento que mostraron los
impuestos ligados al nivel de actividad, la recaudación tributaria experimentó en febrero un aumento del 27,8% interanual, totalizando $172.222 millones. Esto representó una leve desaceleración respecto a la dinámica observada en enero (+30%), asociada tanto a los menores ingresos vinculados al pago del impuesto especial correspondiente al Régimen de Sinceramiento Fiscal (por $1.066 millones en febrero versus $7.670 millones en enero), como a una evolución coyunturalmente menos favorable de los tributos que gravan las exportaciones.
Pero más allá de esto, y como una señal más estructural de cara al comportamiento que tenderá a mostrar la recaudación a lo largo de 2017, en los dos primeros meses del corriente año sobresalió el dinamismo de los tributos vinculados a la marcha de la actividad económica, reflejo de una recuperación cada vez más palpable de la economía doméstica.
Siguiendo el buen dato de enero (+37%), la recaudación del IVA-DGI experimentó en febrero un crecimiento del 41% interanual. De este modo, el incremento del IVA-DGI habría pasado a superar la tasa de variación anual que muestra el IPC de la Ciudad de Buenos Aires (35%), además de los índices de precios provinciales (con un alza del 32% del IPC de Córdoba y del 28% el IPC-San Luis, de acuerdo a la última información disponible). Aproximando la evolución de un índice de precios de cobertura nacional a través de estos tres indicadores y del que elabora el INDEC para el GBA, el IVA-DGI habría mostrado en febrero un alza cercana al 9% interanual neta de los efectos de la inflación, en comparación con su retroceso promedio del 7% en términos reales del año pasado.
Entre los tributos vinculados al nivel de actividad, el impuesto a los créditos y débitos bancarios también presentó una evolución favorable, con un alza de 45% con respecto a un año atrás, a la vez que las contribuciones a la seguridad social exhibieron una suba del 40% interanual, explicada por los incrementos salariales del período, pero también por la recuperación del empleo formal verificada desde mediados del año pasado, con cifras de ocupados registrados ya cercanas a las de febrero de 2016, según las estimaciones de la AFIP.
En sintonía con estas cifras, en la semana se conocieron también datos de ventas de autos 0 km y de operaciones de compra-venta de inmuebles que igualmente apuntan a una recuperación de la economía. En lo que se refiere a las ventas de automóviles, la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) informó que en febrero se patentaron 57.205 vehículos, un 19% más que en febrero de 2016, totalizando 152 mil patentamientos en los dos primeros meses del año en curso, es decir, un 44% más que en el mismo período del año pasado. De esta manera, con el repunte en las ventas a nivel local y una mayor demanda proveniente de Brasil, la producción de automóviles retomó el liderazgo en el repunte industrial, alcanzando un crecimiento de 51% interanual en enero, luego de haber evidenciado un claro retroceso en 2016 (-10%).
Por el lado del mercado inmobiliario, la cantidad de actos de escrituración en la Ciudad de Buenos Aires se incrementó un 80,5% interanual en enero, alcanzando las 3.425 operaciones de acuerdo a lo informado por el Colegio de Escribanos. Este dato se complementa con el del año 2016, en el que acumuló una mejora de 20% en relación a 2015, tras la liberalización del “cepo cambiario”. El registro del mes de enero es, a su vez, el más alto para el primer mes del año desde 2011, cuando se habían firmado 3.864 escrituras, a la vez que el monto promedio por operación también continúa en alza, con una suba en dólares del 40% interanual.
La proporción de escrituras formalizadas con hipoteca bancaria aporta otra señal positiva. El registro de enero fue de 755 actos de compra-venta con hipoteca, lo que significa un alza de 159% respecto a un año atrás y la cantidad más alta desde el mismo mes de 2012, alcanzando las operaciones con hipoteca al 22% del total de las escrituras del mes, en comparación con un 13,5% durante 2016 y 11,1% en 2015. La mayor adquisición de inmuebles con hipoteca responde tanto a la incipiente reactivación del mercado inmobiliario (beneficiado por la estabilización del tipo de cambio y el blanqueo de capitales), como al fomento del crédito por parte del gobierno, en especial a través de las nuevas líneas en UVAs, entre otras políticas orientadas a este segmento.
En suma, diversos indicadores que dan cuenta de una recuperación de la actividad, y más concretamente la evolución que ha mostrado la recaudación tributaria durante el primer bimestre del año, constituyen un indicio positivo de cara a la consecución de las metas fiscales para el corriente año, toda vez que la recuperación de la actividad, con sus efectos sobre la recaudación de impuestos, juega un rol central en la evolución de las cuentas públicas.

Fuente: BANCO CIUDAD

Leer más Informes de:

Macroeconomía