Índice FADA – Marzo 2018

Índice FADA Nacional
La medición de marzo de 2018 marca una participación de los impuestos sobre la renta
agrícola del 64,1% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. Es
decir, que de cada $100 de renta (después de costos) que genera una hectárea agrícola, $64,10
se lo llevan los distintos niveles de gobierno. Si se excluye el efecto de la sequía sobre los
rindes, la participación estaría en el 60%.
FADA publica el indicador de participación del Estado sobre la renta agrícola, con una
frecuencia trimestral. Para la elaboración del indicador se utilizan los rendimientos promedio
de los últimos 3 años, con el objetivo de evitar introducir estimaciones incorrectas, y hasta
contradictorias entre diversas instituciones. La cuestión es que esta metodología genera
problemas en años como este donde la sequía afecta de manera sustancial los rindes
promedio de la agricultura.
Por este motivo, en esta oportunidad, se calcula el índice con la metodología establecida y al
mismo tiempo, se estima otro con el efecto de la sequía, calculando una caída del rinde
promedio del 25%, que aún no se sabe si será la pérdida real o si incluso será mayor.
Hecha esta salvedad, el índice de 64,1% para marzo de 2018, es menor que el 66,1% de marzo
de 2017. Este resultado es producto de que hay un factor negativo que hace subir el índice, la
sequía, y cuatro factores que lo hacen bajar: la suba de precios, el incremento del dólar, la
menor participación de la soja en el área sembrada y la baja de los derechos de exportación.

Precios
Con respecto a marzo de 2017, los precios internacionales subieron, y lo hicieron aún más los
precios internos. El precio internacional de la soja subió un 3%, pasando de USD 389 a USD 399
por tonelada,pero el precio local para el disponible aumentó un 17%, de USD 254 a USD 297
por tonelada, lo que incluye el impacto de la reducción en los derechos de exportación. En el
caso del maíz, los aumentos fueron equilibrados, incrementándose un 14% en ambos
mercados, el disponible pasó de USD 155 a USD 177 por tonelada.
Una parte importante de estos aumentos se debe al efecto sobre la producción de la sequía en
Argentina, lo que a nivel local va ayudar a los productores agrícolas a amortiguar el efecto
negativo del clima. Sin embargo, sobre los productores pecuarios (leche, bovinos, porcinos,
aviares, etc.), el efecto negativo es doble, al disponer de menos pasto y forrajes, y ser más caro
el alimento de los animales para el resto del año.

Fuente: FADA

Leer más Informes de:

Agro