Índice de Condiciones Financieras (ICF) – Noviembre 2017

Las condiciones financieras se mantuvieron prácticamente sin cambios
– En noviembre se deterioraron apenas 1.5 puntos respecto a octubre, exclusivamente debido a las condiciones locales, ya que las condiciones externas volvieron a mejorar
– En efecto, las condiciones locales empeoraron 4.3 puntos, sobre todo por una nueva caída en la liquidez de largo plazo, mientras las externas mejoraron 2.8 puntos, especialmente por una mejora en la liquidez internacional
– Las condiciones financieras se ubican en zona de confort desde abril de 2016, meses antes que comenzara la recuperación de la actividad económica, que ya ha enhebrado cinco trimestres consecutivos de expansión respecto al trimestre anterior

Tras conocerse los resultados electorales de fines de octubre, las condiciones financieras de la economía argentina tuvieron durante noviembre un muy tenue deterioro, explicado por un retroceso en las condiciones locales, lo que sugiere que ya tenían asimilado un resultado favorable al oficialismo, sobre todo tras conocerse el resultado de las PASO en agosto pasado.
Así, en el mes de noviembre el ICF se ubicó en 61.1 puntos, retrocediendo 1.5 puntos respecto al mes pasado, explicado por un deterioro de 4.3 puntos en las condiciones locales, mientras las externas tuvieron un avance de 2.8 puntos

Las condiciones locales, que permanecen en zona de confort desde febrero del año 2016, alcanzaron 24.5 puntos en
noviembre, mostrando un retroceso mensual de 4.3 puntos, tras haber avanzado 2.3 en octubre durante el mes electoral. El
deterioro de este mes se explicó especialmente por un nueva caída en la liquidez bancaria de largo plazo, a partir del veloz
crecimiento de los créditos privados, en un entorno donde los depósitos crecen mucho más despacio. La liquidez de largo
plazo alcanzó así el mayor estrés desde la salida del “cepo”, si bien durante el “cepo” esta variable en varias ocasiones estuvo
algo más estresada. Hacia adelante, es posible que esta rápida caída en la liquidez comience a acelerar la hasta ahora muy
tenue suba en la tasa Badlar, sobre todo relativa a la tasa de Lebacs. Si bien esto ayudaría a moderar la caída en la liquidez
bancaria, al mismo tiempo le agregaría algo de estrés a las condiciones financieras, en tanto la tasa Badlar sería más elevada.

Fuente: EconViews

Leer más Informes de:

Finanzas