Familia: población y situación conyugal – perspectiva 2011 – 2016

El presente informe fue elaborado en base a los datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina
serie Bicentenario del Observatorio de la Deuda Social Argentina con el propósito de realizar una aproximación
a temas relativos a familia. Para ello se ha trabajado con bases apiladas 2011-2016 y cuenta con
un total de 33.880 personas relevadas en los hogares de la muestra. Las muestras tienen un diseño probabilístico
de tipo polietápico, estratificado y con selección aleatoria de viviendas, hogares y población de 18
y más años. Abarca 25 conglomerados urbanos de más de 80.000 habitantes.
El análisis de la situación conyugal y de los tipos de hogar en el período 2011-2016 permite señalar una
tendencia declinante de personas insertas en familias formales (casadas por civil y por civil e iglesia) y una
tendencia ascendente en familias informales (unidos de hecho/uniones consensuales). Las cifras respectivas
son 35%, 32% y 30% por un lado, y por otro 19%, 20% y 21%. Asimismo el análisis por edad indica que
las personas unidas de hecho son predominantes entre las más jóvenes y en cambio los mayores de 35
años entre los casados por civil e iglesia.
Además se advierte que el 60% de los hogares son los que corresponden a los que se componen por una
pareja e hijos (37%), una pareja sin hijos (12%) y un solo padre con hijos (11%), independientemente de
su situación conyugal.
Al analizar la percepción del estado de salud, malestar psicológico según situación conyugal se observó
que las personas más afectadas son las que no presentan pareja, en especial separadas y viudas. La
consideración de los recursos cognitivos mediante las variables afrontamiento negativo (dificultad para enfrentar
y resolver problemas), proyectos personales y sentimientos de felicidad permitió encontrar nuevamente
que los mayores déficit correspondían a personas sin pareja, específicamente separadas y viudas.
En el capítulo correspondiente a capacidades sociales, en el que se tratan las habilidades para entablar
relaciones de diferente tipo, tales como afectivas, de consulta y colaboración para tareas, se observa que
los mayores déficit se reiteran en la situación de personas sin pareja, aunque aquí se agrega la condición
de divorciados. Asimismo cuando se considera la existencia de red de amigos como apoyo ante alguna necesidad,
nuevamente se advierten con mayor déficit a las personas separadas y viudas.
El análisis portipo de unión de las situaciones conyugales con pareja permite señalar que si bien se advierten
escasas diferencias porcentuales de déficit entre casados por civil y poriglesia (19.55%) y unidos
(19%), debe considerarse que los casados por civil y por iglesia son además de mayor edad, por tanto
puede conjeturarse que el casamiento preserva de mayor déficit.
Después de los resultados de un análisis general teniendo en cuenta los déficit de diferentes situaciones conyugales y los niveles socioeconómicos de la condición residencial, el presente informe culmina con tres situaciones diferentes que sugieren la propuesta de dos líneas de macro-políticas para Argentina. Una, es el fomento de la sociabilidad en relación a actitudes positivas y el trato personal amable y la segunda es el desarrollo de habilidades socioemocionales en cuanto autoconocimiento y generación de empatía. Ambas líneas -a discutirse- serían para promover mayores
vínculos intergeneracionales e intersectoriales.

Fuente: UCA - ODS

Leer más Informes de:

Empleo y Social