Faena y producción de carne vacuna – Diciembre

A diciembre de 2017, en base a datos de SENASA y Min. de Agroindustria

La evolución reciente del stock bovino, que muestra un crecimiento en el número de vacas, con una alta volatilidad en función del comportamiento del clima del número de terneros obtenidos, y un magro crecimiento en el número de novillos, novillitos y vaquillonas determinan una situación de estancamiento en la producción de
carne bovina que se ha verificado a lo largo de los últimos cinco años (hasta el 2017 inclusive). Al mantenerse estancado el número de las categorías más aptas para la producción de carne, el volumen obtenido está condicionado por la zafra de terneros y la faena de animales muy livianos para el consumo interno y la decisión de los
productores acerca de enviar a faena un mayor o menor número de vacas.

Con respecto al año 2016, el rodeo bovino nacional a marzo del 2017 muestra un crecimiento del (+1,4%), equivalente a 717 mil cabezas de ganado. El número de vacas y vaquillonas crece en 637 mil cabezas, los novillos y novillitos en 32 mil cabezas, y los terneros y terneras en 20 mil. Como viene sucediendo desde 2012, se acumulan vientres sin mejoras significativas en la productividad de los rodeos de cría ni en los kilos por animal faenado.

Así tuvimos en 2017, que de los 6,9 millones de terneros contabilizados en el stock, un 22% fueron faenados a lo largo del mismo año; y de los cerca de 4 millones de novillitos en stock, cerca de un 73% fue remitido a faena. Con estas tasas de extracción, de una zafra de terneros de 6,9 millones, sólo un poco más de 2,8 millones (40%) llegan
a ser novillos. Si no se modifica el perfil de la faena bovina, donde dos terceras partes de los machos son faenados con pesos vivos inferiores a los 430 kilogramos, difícilmente la producción de carne bovina pueda recuperarse y alcanzar los niveles logrados a mediados de la década pasada.

La faena bovina durante el cuarto trimestre del año 2017 se ubicó levemente por debajo de las 3,33 millones de cabezas, una cantidad moderadamente superior a los valores correspondientes al tercer trimestre del año 2017, cuando se habían faenado un poco más de 3,19 millones de bovinos. Respecto al tercer trimestre del año 2017, la
faena bovina mostró un crecimiento moderado, (+4,4%). Con respecto al cuarto del año 2016, cuando se habían faenado cerca de 3,1 millones de cabezas, la faena bovina exhibió una suba que resultó significativa y se ubicó en (+7,7%). El acumulado del año 2017, trepa a aproximadamente 12,56 millones de cabezas, un número que resulta
(+6,4%) superior a los 11,81 millones correspondientes al período enero – diciembre de 2016.

Fuente: IPCVA

Leer más Informes de:

Agro