El proyecto económico actual

Uno de los padres fundadores de la disciplina económica fue David Ricardo. Su principal contribución al análisis económico fue la teoría de los costos comparativos. Según ella, cada país debería especializarse en producir
aquellos productos en los que tiene una mayor ventaja comparativa que le permite hacerlo relativamente a menor costo. De este modo, puede exportar elexcedente de dichos bienes, una vez cubierto el consumo interno, e importar
aquellos que sólo podría producir a un costo relativamente superior al de sus competidores.
Esta es la teoría que inspira la orientación económica actual, la cual considera que la Argentina debe centrar sus esfuerzos en desarrollar la explotación de aquellos recursos naturales y humanos en los que es competitiva. Tal es el
caso de la energía eólica, aprovechando los vientos que soplan en la  Patagonia; el litio, que abunda en la Puna; el shale gas de Vaca Muerta; la energía solar del NOA, y el turismo con destino a lugares como las Cataratas
del Iguazú, los glaciares, la Ruta del Vino o, incluso, la Antártida. A todo ello debería sumarse el aporte de la alta tecnología, como en la exportación reciente de un reactor de investigación a Holanda.
La explotación de tales recursos debería complementar la producción tradicional, como la agricultura y ganadería pampeana, que alimentan la mayor parte de las exportaciones argentinas.
Todas estas actividades pueden generar exportaciones sin necesidad de contar con el apoyo de un dólar apreciado. Se estima que todas ellas pueden desarrollarse con un tipo de cambio real similar al vigente. Por eso, el retraso
cambiario no aparece como una variable crítica en el mapa de situación de Balcarce 50. En todo caso, se coincide en que debe profundizarse la baja del “costo argentino”, vía la reforma de las prácticas laborales y el descenso en los
costos de la logística.
El principal interrogante que plantea este esquema tiene que ver con los plazos. ¿Cuánto tiempo se requiere para la puesta a punto de las nuevas actividades y su irrupción significativa en el mercado internacional? Mientras
tanto, tienden a crecer cada vez más las importaciones. El año pasado concluyó con un déficit comercial de casi 9.000 millones de dólares. El déficit de la balanza de turismo habría sumado unos 10.000 millones adicionales.
¿Cuánto tiempo se requiere hasta que las nuevas fuentes de energía, el litio, el turismo y la tecnología aplicada generen un monto anual equivalente?

Fuente: UB

Leer más Informes de:

Macroeconomía