El principio del fin del Default

El nuevo gobierno reactivó las negociaciones con los holdouts que estaban estancadas desde 2014, cuando se agotaron todas las instancias judiciales y Argentina decidió no acatar el fallo adverso. Decisión que no sólo llevó a Argentina a un nuevo default de su deuda externa, sino que la inacción por dos años elevó el costo de la sentencia a USD 9.000 millones, entre intereses y punitorios.

Con poco más de dos meses de gestión, el nuevo gobierno argentino hizo una oferta de pago de la sentencia, que resumimos:

Fuente: Econométrica

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía