El perfil de los hogares de la Ciudad en 2016

Resumen ejecutivo
El análisis de las características básicas de los hogares como la estructura, tamaño y características de la jefatura
reflejan distintos patrones relacionados con la edad de entrada a la primera unión y al primer hijo, el número
de hijos, la disolución de las parejas y conformación de nuevas uniones, los ciclos de vida familiares, la mayor
esperanza de vida así como fenómenos migratorios. Estos comportamientos se enmarcan en procesos sociales, económicos y jurídicos más generales como la extensión del ciclo educativo, la mayor participación de la mujer en el
mercado laboral, la valorización de los proyectos individuales, el reconocimiento jurídico del divorcio vincular
y posteriormente de la unión civil y el matrimonio igualitario, entre otros.
La Encuesta Anual de Hogares (EAH) que releva la Dirección General de Estadística y Censos del Gobierno
de la Ciudad de Buenos Aires capta datos acerca de los hogares particulares y de la población residente en ellos
a nivel territorial desagregado, es decir, para las distintas divisiones político-administrativas y socio-espaciales de
la Ciudad.
El presente informe tiene como objetivo describir y resaltar los principales aspectos relativos a los hogares
de la Ciudad de Buenos Aires en base a los últimos datos disponibles.
Composición y tamaño
Los censos y las encuestas sociodemográficas definen al hogar como el grupo de personas (emparentadas o no
emparentadas entre sí) que comparten la misma vivienda y los gastos vinculados a sus necesidades alimenticias.
Conforme a su composición desde el punto de vista de las relaciones de parentesco existentes con referencia
al reconocido como jefe del hogar, se distinguen entre hogares familiares y no familiares. Los familiares se
basan en la presencia del núcleo conyugal (pareja -el jefe y su cónyuge- con o sin hijos solteros) y según la presencia
o no de otros familiares y no familiares se diferencian entre nucleares, extendidos (nuclear más otros familiares)
y compuestos (nuclear más otros familiares y no familiares).
Asimismo de acuerdo a la completitud del núcleo se discriminan en completos (presencia de ambos cónyuges)
e incompletos (uno de los cónyuges está ausente).
Los hogares no familiares, por su parte, refieren a aquellos que no contienen un núcleo conyugal y se clasifican en
unipersonales y multipersonales familiares (parientes no nucleares) y no familiares (sin relación de parentesco)1.
Los datos de la EAH relevada en 2016 (Gráfico 1) muestran que más de la mitad de los hogares son familiares (57,1%), en su mayoría nucleares (40,6% con núcleo completo y 10,4% con núcleo incompleto), siendo reducido el porcentaje de hogares extendidos y compuestos (6,1%). El resto de los hogares son no familiares, destacando los unipersonales que constituyen más de la tercera parte del total de los hogares porteños (36,8%).

Fuente: Estadísticas CABA

Leer más Informes de:

Empleo y Social