El mercado de soja ante el temor de la sequía

La ley de la oferta y la demanda se hace sentir a pleno en el mercado: con la caída en la expectativa de oferta para la próxima campaña ante la sequía que azota a zonas productivas claves, los precios reaccionaron a la suba. Al día jueves, los precios en el mercado físico de Rosario quedaron en $ 5.050/t, un 3% por encima de la semana anterior.

El déficit hídrico en gran parte de la zona productora de granos argentina se ha agravado por la combinación de falta de lluvias con la llegada de altas temperaturas, y aunque se prevén lluvias para este fin de semana ellas llegarían demasiado tarde para una parte importante de la superficie nacional. Hoy día, casi la totalidad del área agrícola se halla bajo algún grado de condición de sequía, con excepción del sur de Santa Fe, el centro y sudeste de Córdoba y el sudeste bonaerense. El mapa adjunto compara las lluvias que se necesitarían para que la humedad del suelo alcance un nivel óptimo en enero de 2018 respecto a enero de 2017, resaltando la abismal diferencia entre ambos cuadros de situación. Hoy se requieren lluvias de entre 60mm y 80mm en gran parte del territorio nacional sólo para las próximas dos semanas.
Específicamente, según reporta GEA, serían 300.000 las hectáreas ya perdidas, llevando la superficie de siembra total a nivel país a 18,5 millones de hectáreas, aunque aún queda otro millón y medio en riesgo ya que a la fecha no ha podido ser sembrado. Estas últimas, así entren al circuito productivo, será a costa de un recorte en su rinde potencial mientras más nos alejemos de la fecha óptima de implantación.
Agravando el panorama, esta semana el Servicio Meteorológico oficial del gobierno de Estados Unidos incrementó la probabilidad que se desarrolle un fenómeno Niña durante nuestra temporada de verano al 85%-90%, desde el 80% del mes pasado. Este evento se correlaciona por nuestras latitudes con lluvias por debajo de lo normal, justo en el momento en que los granos gruesos definen su rendimiento (lo que se conoce como período crítico, su floración para el maíz y el llenado de granos o fructificación para la soja).
En este escenario, la expectativa de repetir los excelentes rindes de las últimas campañas se diluyen, y las proyecciones de producción se ajustan a un rinde promedio histórico recortando el output potencial. Con una productividad moderada, la producción sojera argentina 2017/18 quedaría en torno a los 52 millones de toneladas, 5,3 millones de toneladas menos que en el ciclo 2016/17.
Pese a los stocks que pasarían como carry a la siguiente campaña, la oferta total quedaría en 68 Mt, por debajo de los 70 Mt del año anterior. Así, con estimaciones de demanda para industrialización y exportación algo mejores a los del ciclo actual, Argentina podría dar inicio a la nueva campaña con los stocks más altos de su historia y salir de ella con el menor volumen de inventarios de los últimos 5 años, algo por debajo de los 9 millones de toneladas.
El mercado, por su parte, comienza a descontar el nuevo escenario en los precios y consiguió en lo que va del 2018 una interesante mejora en los valores ofrecidos. Los valores de referencia de la Cámara Arbitral de Rosario han superado esta semana los $ 5.000/t, aunque no es aún demasiado voluminoso el volumen de grano que se pone a disposición para la venta.
Como referencia, los precios para el contrato más cercano negociados en MATba se encuentran hoy a US$ 267/t, y si bien el futuro mayo cotiza en torno a US$ 260/t para el vencimiento para el contrato que vence en noviembre los precios ya se encuentran alrededor de los US$ 276/t, que convertidos a un valor del dólar de $ 22 que cotizan los futuros en ROFEX se tratan de algo más de $ 6.000/t, arrojando una tasa implícita del 3,9% en dólares o 25% en pesos respecto al spot.

Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro