El maíz carioca rompe todos los records

Con rindes excepcionales y una actividad exportadora sin precedentes, el maíz brasileño rompe marcas históricas. La producción proyectada en 97,2 Mt se despega en más de 20 millones de toneladas respecto al promedio de las últimas 5 campañas, mientras que el volumen exportado en agosto 2017 ascendería a 5,5 Mt.

Los silos brasileños rebalsan de maíz. Ante una producción record histórica y un fluido avance de las cosechadoras impulsadas por condiciones ambientales secas, a los productores no les queda otra alternativa que inundar el mercado con el cereal.

El mercado transcurre por una época del año liderada por el maíz de segunda Brasil, más conocida como safrinha, que representa el 69% de las 97,2 M de toneladas de la producción total. Su siembra se desarrolla entre febrero y marzo, y se cosecha entre julio y agosto.

En el mes de agosto, el vuelco de los granos al mercado alcanzó volúmenes records con una exportación de 5,4 millones de toneladas, superando en más de 1 millón de toneladas Mt a agosto 2015 y en 2 Mt al mismo mes del año pasado. El siguiente gráfico de Thomson Reuters en base a Williams Lineup resume las exportaciones mensuales de maíz de Brasil de enero de 2015 hasta la fecha, y embarques programados para el mes en curso y el próximo mes.

Según Reuters, Cargill estima que el gigantes brasileño alcanzaría vender 35 millones de toneladas en este año; valor que supera la estimación oficial de 28 Mt. “Brasil produce el maíz más barato del mundo y continuará haciéndolo hasta abril o mayo del próximo año” dijo Paulo Sousa, jefe de la unidad local de granos y oleaginosas de Cargill, en una conferencia de la industria.

El gran salto productivo de esta campaña 2016/17 respecto a la anterior se debió principalmente a las excelentes condiciones climáticas para el desarrollo del maíz de segunda y pronósticos secos beneficiosos para su cosecha. Esta mayor producción también fue acompañada por un incremento en el área de siembra ante los atractivos precios del cereal al inicio de la campaña producto de la pérdida productiva de la campaña 2015/16. Según las estimaciones de la CONAB, en base a un crecimiento del área del 9,7% y un rinde de 55,63 qq/ha, la producción de maíz pegó un salto anual de 30 millones de toneladas para ubicarse en 97,2 Mt.

Ante esta estación bajista para el maíz, sumado a las buenas perspectivas que proyecta la producción en Estados Unidos, el precio del maíz sufrió sucesivas jornadas negativas hasta acumular una caída del 9% en el mes de agosto para los contratos de diciembre. El miércoles 30/08 tocó un mínimo de u$s 136/t que resultó atractivo para atraer compras técnicas y recuperarse a u$s 140,84 en la jornada del jueves 31/8.
Pese a este contexto de precios deprimidos, la señal positiva fue el informe del Consejo Internacional de Cereales (CIC). La entidad redujo sus estimaciones de producción mundiales de maíz para la campaña 2017/18 en 3 Mt respecto de su informe anterior debido a la menor participación productiva del cereal americano. Si bien, se sostiene una abultada producción mundial de 1.1017 millones de toneladas, habría un aumento de la demanda destinada a alimentos, piensos y usos industriales que elevaría al consumo a un nuevo máximo histórico. Luego de 7 campañas con stocks alcistas, se espera un quiebre de la tendencia.

En tanto, en nuestro recinto el cereal con entrega contractual mantiene cierto dinamismo en las ofertas de compras de $ 2.300-2.350/t. Mientras que los valores de la nueva cosecha en u$s 142 no resultan atractivos para el productor. Las compras de la exportación alcanzan unas 19 millones de toneladas; 3 millones más que los adquirido el año pasado a esta fecha, y representan un 50% de la producción total, en línea con la proporción comprada en la 2015/16 a esta fecha.

Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro