Cambio de protagonista en la economía argentina: el consumo deja de brillar

Creditos Consumo 2

Las ventas de supermercados y de centros de compras, tan solo por mencionar ejemplos claros, venían creciendo durante años a tasas iguales o mayores a la inflación, de manera desbalanceada en relación al resto de las variables a tal punto de generar inconsistencias macroeconómicas y lesionar el crecimiento económico futuro.

Esta realidad está mutando en los últimos meses.

Un rápido relevamiento de las principales variables enfocadas en el seguimiento del nivel de actividad ofrece como conclusión que el consumo está dejando de ser el potente motor del crecimiento económico, tal y como lo fue durante los últimos años.

No hace falta recurrir a las góndolas para apreciar que hay menos clientes. Los créditos al consumo muestran signos de cierto debilitamiento en comparación con el furioso crecimiento de los últimos 11 años (duplicaron su participación en el total de la cartera de préstamos, 21,2% en 2005 y 42,8% al inicio de 2016). Por tercer mes consecutivo los créditos enfocados en el consumo redujeron su participación en el financiamiento doméstico. Hay que remontarse al año 2011 para observar una tendencia similar.

En la medida de que la merma en el empuje del consumo se reduzca, habrá que buscar herramientas paliativas fundamentalmente para reducir el impacto social, al tiempo que se deberán consolidar nuevos protagonistas en el proceso de recuperación.

Fuente: Invenomica

Leer más Informes de:

Comercio Macroeconomía Opinión Propia