El Campo y la agroindustria: motores en la producción, consumo y exportaciones de combustibles

El campo es responsable de casi la cuarta parte del consumo total de gasoil de nuestro país y los biocombustibles aportan no sólo divisas sino que aumentan significativamente la oferta de nafta y gasoil que demanda el parque automotor argentino y las propias actividades agrícolas y ganaderas.

Cinco indicadores muestran que el campo y la agroindustria argentina son verdaderos motores del consumo y producción de combustibles, generando divisas con sus exportaciones. El sector agropecuario argentino es responsable del 22% del consumo total de gasoil de nuestro país, unos 4.300 millones de U$S. La producción de granos en Argentina y su transporte son responsables del 12% del consumo de gasoil en nuestro país, unos 2.300 millones de U$S. El 9% del combustible diésel que consume el campo y el parque automotor en Argentina es Biodiesel y casi el 12% de la nafta que consume el parque automotor naftero es bioetanol en base a maíz y caña de azúcar. A su vez, los biocombustibles colaboran con la balanza comercial argentina: el biodiesel aportó en el 2016 el 2% de las divisas que ingresaron a nuestro país por exportaciones y el 6% de lo que exportó la industria oleaginosa –principal complejo exportador de Argentina- en ese año fue Biodiesel.
Indicador N° 1: El sector agropecuario argentino es responsable del 22% del consumo total de gasoil de nuestro país, unos 4.300 millones de U$S. 
De acuerdo a estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el consumo de gasoil en Argentina para la campaña de granos 2016/2017 habría ascendido a una cifra cercana a los 2.032 millones de litros. Nuestras estimaciones se refieren solamente a la producción y transporte de los siguientes granos: soja, maíz, girasol, sorgo, arroz, maní, trigo, avena, centeno, cebada cervecera, alpiste, cártamo, colza, lino, cebada forrajera y trigo candeal. Si a esta cifra, le sumamos el resto de las actividades agrícola-ganaderas y todas las economías regionales (tales como la producción de limones, forestaciones, frutas, hortalizas, algodón, arroz, pasturas, considerando también adecuaciones de caminos y generadores eléctricos) el consumo de gasoil se acercaría a los 3.800 millones de litros por campaña. Este último registro fue estimado por la Sociedad Rural Argentina a través de su Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales.
Como el consumo de gasoil en Argentina en el año 2017 se habría acercado a los 16.850 millones de litros (estimación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos -USDA), este consumo total de combustible del sector agropecuario argentino de 3.800 millones de litros anuales representa el 22% del consumo total de gasoil de nuestro país. Si valorizamos ese consumo por el precio actual del gasoil ($ 21,47 por litro) y al tipo de cambio del 16 de enero pasado, estamos hablando de una facturación total de 4.300 millones de dólares estadounidenses.
Son cifras impactantes y que muestra la relevancia que tiene el campo como demandante de combustible y el notable aporte que realiza a los ingresos y a la rentabilidad de las empresas petroleras que operan en nuestro país.
Indicador N°2: La producción de granos en Argentina y su transporte son responsables del 12% del consumo de gasoil en nuestro país, unos 2.300 millones de U$S.
En el informativo semanal de la BCR del 7 de Julio del 2017 realizamos la mencionada estimación del consumo de gasoil en Argentina para la campaña de granos 2016/2017. Con una producción de casi 125 millones de toneladas de granos, el valor estimado de consumo de gasoil fue de 2.032 millones de litros. Debido a que el consumo total de gasoil en Argentina en el año 2017 habría sido de 16.850 millones de litros (USDA), el consumo de combustible para la producción y transporte de granos del ciclo 2016/2017 habría representado el 12% del consumo total de gasoil. Es un valor porcentual significativo.
Recordemos que este indicador tiene en cuenta el consumo de gasoil tanto en el proceso productivo agrícola como en la movilización de los granos a lo largo de la campaña. Estos 2.032 millones de litros, implican a mediados del mes de enero del 2017 cerca de 43.600 millones de pesos por la utilización de este combustible, aproximadamente unos 2.300 millones de dólares estadounidenses.
En el informe de Julio del 2017 veíamos la siguiente información para el ciclo 2016/2017:
a) El consumo de gasoil, al interior de las explotaciones agropecuarias y en lo concerniente al proceso productivo en granos, se habría situado en la campaña 2016/2017 cerca de los 903 millones de litros.
b) En tanto que el consumo de combustible que demandó el transporte de los principales cereales y oleaginosas a puertos y fábricas, tanto por camión como por ferrocarril, habría oscilado los 1.130 millones de litros de gasoil​.
En el cuadro N°1 puede verse el crecimiento que ha tenido en consumo de gasoil para el proceso productivo/transporte de granos debido a las eliminación/reducción de retenciones (DEX) y eliminación de restricciones a las exportaciones (REX) dispuesta a fines del 2015. La mayor siembra de maíz, trigo y girasol han generado un mayor consumo de gasoil para estos cultivos. Si comparamos el ciclo 2016/2017 con la 2014/2015 (antes de la eliminación de DEX y REX), veremos que el consumo de gasoil para la producción de granos crece un 10%, en tanto que el consumo de gasoil a nivel nacional (según datos del USDA) crece un 6%. Son casi 200 millones de litros de gasoil adicionales de consumo, debido al incremento en el área de siembra y en los volúmenes transportados de estos granos.
Indicador N°3: El 9% del combustible diésel que consume el campo y el parque automotor en Argentina es Biodiesel.  
Estimaciones del USDA indican que el consumo de gasoil en Argentina que habría realizado el parque automotor y el campo -en sus diversas actividades productivas- en el año 2017 habría sido de 13.660 millones de litros. Existe una importante producción nacional de biodiesel que es afectada al corte obligatorio con gasoil en el mercado interno, obteniéndose el combustible que es utilizado habitualmente por automóviles, comerciales livianos y pesados y las actividades agrícolas/ganaderas. La producción de biodiesel afectada al corte habría sido de 1240 millones de litros en dicho año.
De relacionar estos dos conceptos, vemos que el 9% del combustible diésel que consume el campo y el parque automotor en Argentina es Biodiesel. Pensemos que hace 10 años atrás, este fenómeno no se registraba en Argentina, ya que no existían las enormes fábricas de biodiesel que hoy tiene nuestro país. Hoy contamos con 37 plantas (algunas de ellas de las más grandes a nivel mundial y ubicadas en el Gran Rosario) con una capacidad de producción de 5.400 millones de litros. Como vimos en una nota pasada del informativo de la BCR, dicha capacidad se multiplicó por 8 en apenas 10 años.
En lo referido al parque automotor argentino que consume biodiesel mezclado con gasoil, de acuerdo a datos de la Asociación Argentina de Componentes (AFAC) la flota total circulante en Argentina o “parque vivo” asciende a 12,5 millones de vehículos. De este total, el 35,8% funciona con combustible diésel: aproximadamente 4.475.000 vehículos. Las principales refinerías que mezclan este combustible son: Axion Energy Argentina S.A., YPF S.A., Shell Argentina CAPSA, Petrobras Argentina S.A. y Oil Combustibles S.A.
Indicador N°4: Casi el 12% de la nafta que consume anualmente el parque automotor en Argentina es bioetanol en base a maíz y caña de azúcar. 
En otras notas del informativo semanal vimos que la industria del Bioetanol en base a maíz ha tenido un importante crecimiento en Argentina a partir del año 2012. Esta industria empezó a crecer, como consecuencia del corte obligatorio de las naftas con etanol dispuesto por el Gobierno Nacional para el parque automotor. En la actualidad funcionan en nuestro país cinco empresas que obtienen etanol en base a maíz. Por otra parte, hay 9 fábricas importantes que obtienen etanol procesando caña de azúcar: cinco de ellas están localizadas en la provincia de Tucumán, 2 en Salta y 2 en Jujuy. La capacidad de producción de estas 9 plantas que usan caña de azúcar oscilan los 450.850 m3/año. Esto implica que Argentina tiene una capacidad total de producción -con sus 14 fábricas principales- de 965.350 m3/año de etanol.
El consumo de nafta en Argentina en el año 2017 habría sido de 8.700 millones de litros. La producción nacional de etanol que es afectada al corte obligatorio con nafta en el mercado interno habría ascendido en el 2017 a 1.040 millones de litros. En consecuencia, el 12% de la nafta que consume anualmente el parque automotor en Argentina es bioetanol, ya sea en base a maíz como de caña de azúcar.
La Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) ha estimado que el 49% de la flota circulante en Argentina o “parque vivo” -que asciende a 12,5 millones de vehículos- utiliza nafta como combustible. En consecuencia, cerca de 6.125.000 automotores funcionan con ese combustible y consumen –por ende- etanol en base a maíz y/o caña de azúcar.
Indicador N°5: El Biodiesel aportó en el 2016 el 2% de las divisas que ingresaron a nuestro país por exportaciones. A su vez, el 6% de lo que exportó la industria oleaginosa –principal complejo exportador de Argentina- en el 2016 fue Biodiesel.
Argentina en el año 2016 obtuvo divisas por exportaciones totales de bienes por 57.737 millones de U$S. Los despachos al exterior de biodiesel contribuyeron con 1.175 millones de U$S, lo cual representó el 2% de las exportaciones totales de Argentina. Es un aporte significativo para un complejo industrial nuevo como vimos anteriormente.
Por otra parte en año 2016, el complejo industrial oleaginoso exportó cerca de 19.300 millones de U$S. Al ser las exportaciones de biodiesel de ese año de 1.175 millones de U$S, las empresas productoras de biodiesel contribuyeron con el 6% de las exportaciones del complejo sojero.
Estas cifras muestran la significativa contribución que hace el sector productor nacional de biocombustibles a la generación de divisas de Argentina mediante sus ventas al exterior.
Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro Industria