El balance laboral de los dos primeros años del gobierno de Cambiemos: menos empleo, menor registración, menores salarios

En este informe se resumen las principales tendencias en materia de empleo, desocupación,
subocupación, calidad del empleo y salarios reales durante los dos primeros años del gobierno de
Cambiemos. Puede concluirse que el balance en materia laboral de este período tuvo un resultado
negativo.
El año 2016, con una caída del nivel de actividad económica del 2,2%, resultó particularmente
perjudicial para los trabajadores, que padecieron el aumento de la desocupación y la disminución
del poder adquisitivo de sus salarios. En 2017 la economía tuvo una recuperación que llevó el
Producto Interno Bruto (PIB) levemente por encima del nivel de 2015, pero los indicadores
laborales no experimentaron la misma mejoría: el desempleo se mantuvo por encima del 8,5% y
los salarios reales no volvieron a los niveles previos a su caída. En la comparación, se destaca
además el empeoramiento en la calidad del empleo, en particular, el incremento en la tasa de no
registración del empleo asalariado.

Mayor desocupación y subocupación por caída del empleo
En primer lugar, debe destacarse el salto que experimentó la desocupación entre 2015 y 2016 (Gráfico N° 1). En 2015 los desocupados habían descendido al 6,5% de la PEA, el valor más bajo de las últimas tres décadas1. Al año siguiente la tasa alcanzó el 8,5% y se mantuvo prácticamente inalterada en 2017, cuando se consideran los promedios anuales.2 El último valor publicado, que corresponde al 3° trimestre de 2017 es de 8,3%, mientras que en el mismo trimestre de 2016 había ascendido al 8,5%.
De acuerdo con estos valores, hubo en 2017 1,1 millón de personas desocupadas en el total de grandes aglomerados urbanos relevados por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC), y 1,8 millones cuando se proyecta la cifra al total del país.

La tasa de subocupación también creció significativamente entre 2015 y 2016, llegando a 10,6% en el promedio anual. Este indicador, que refleja la proporción de personas que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestas a trabajar más horas, se mantuvo en ese mismo nivel en 2017. Se vieron afectadas en ese año por la subocupación 1,3 millones de personas en los grandes aglomerados urbanos y 2,1 millones en el total del país

Fuente: CIFRA

Leer más Informes de:

Empleo y Social