Economic GPS – Enero 2018

Señales en el camino correcto

2017 fue un año de consolidación de la actividad económica y paulatina normalización de las variables macroeconómicas. Los datos oficiales del tercer trimestre dan cuenta de un crecimiento de la actividad
del 2,5%, con crecimiento en la mayoría de los sectores y recuperación de la inversión.
No obstante dicho crecimiento, y a pesar de haber logrado reducir más de 15 puntos porcentuales la inflación en 2017 respecto del año previo, el no cumplimiento del objetivo del 17% llevó al Gobierno, de manera coordinada con el Banco Central, a ajustar la meta de inflación del corriente año a 15%.
Mantener el objetivo para el año en curso se volvía muy ambicioso y hubiera demandado una política monetaria mucho más restrictiva, con tasas de interés que hubieran hecho sentir los efectos colaterales sobre el tipo de cambio y el nivel de actividad, cuya desaceleración en el ritmo de crecimiento comenzó a percibirse en el cuarto trimestre de 2017.
Como lo señaláramos en reiteradas oportunidades desde este espacio, el límite a la política monetaria restrictiva del Banco Central está en el nivel de actividad, que mantiene su compromiso con el descenso de la inflación, pero a un ritmo que no ponga en riesgo el crecimiento de la actividad económica y, por ende, la reducción gradual del déficit fiscal y su financiamiento en el tiempo.
En este aspecto, la reforma del sistema previsional es un punto importante en este sentido. Por su parte, la decisión de recortar un 25% los cargos públicos, congelar los sueldos de los funcionarios y limitar el ingreso de familiares de ministros a formar parte del gobierno, sin ser una medida cuantitativamente relevante, genera una señal y efecto
demostración en el camino correcto.
Hasta el próximo número,

José María Segura
Economista Jefe de PwC Argentina

Fuente: PWC

Leer más Informes de:

Macroeconomía