Detrás del Millón

El Gobierno anunció en marzo de 2017 un plan orientado a llegar a producir un millón de vehículos en el 2023. Durante el anuncio, el presidente Mauricio Macri indicó: “Alcanzamos este acuerdo estratégico que tiene dos metas fundamentales: lograr producir un millón de automóviles y no solo cuidar la familia de trabajadores de esta industria, que es tan importante, sino hacerla crecer en más de 30.000 puestos de trabajo”.
Resulta especialmente paradójico que estos dos objetivos estuvieron muy lejos de cumplirse.

Más ventas pero menos producción

Las ventas a concesionarios se incrementaron sensiblemente. Esto podría hacer inferir que el objetivo del Gobierno estaba en marcha. Las ventas pasaron de un promedio en el bienio 2014/2015 de 48.990 a 66.884 en el bienio siguiente, un aumento del 36% (casi 18.000 unidades adicionales, unas 430.000 en dos años).
Sin embargo, los datos de ventas a concesionarios de unidades fabricadas localmente no muestran la misma inclinación: de un total de 23.456 autos vendidos por mes en 2014 y 2015, cayeron a 22.527 ventas mensuales en 2016-2017, es decir, una retracción del 4% (casi 1.000 autos por mes, 24.000 unidades en dos años).
Lógicamente, la producción local siguió esta misma curva, ya que en nuestro país se pasó de producir 46.812 vehículos mensuales en el promedio 2014-2015 a 39.372 en el bienio 2016-2017. Es decir, refleja una sustancial caída del orden del 16% (7.440 unidades menos, y 178.560 en dos años).
A esto se suma que ni siquiera las exportaciones lograron remontar: de 24.409 autos mensuales en 2014/2015 se redujo a 16.650 en 2016/2017 (en dos años 186.216 unidades menos).
¿Cómo es posible sostener el nivel de ventas general reduciendo las ventas de unidades locales y la producción local? A través del aumento de las importaciones, que pasaron de 27.674 unidades promedio en 2014/2015 a 44.356 unidades promedio en 2016/2017, un aumento del 60% (en unidades implica un incremento mensual de 16.682 unidades y de 400.368 en dos años). La participación de las importaciones sobre las ventas totales al mercado interno se incrementó desde el 54% a 66% entre los periodos comparados.
En suma, se constata que toda venta adicional del período 2016/2017 tiene su origen en el extranjero.

Fuente: EPPA

Leer más Informes de:

Industria