Con selectividad, la inercia alcista araña nuevos máximos

Tras arrancar la semana marcando un nuevo récord en el Índice Merval con una suba del 1,8% del mismo, el mercado accionario local perdió progresivamente el grueso de dicha suba de la mano de una repentina desaceleración de las plazas norteamericanas. La renta fija se mostró positiva gracias a menores rendimientos a nivel externo. Los bonos en dólares avanzaron a pesar de un tipo de cambio estable, particularmente en la parte media de la curva. Los títulos en pesos con cláusulas de ajuste por inflación mostraron ganancias considerables sin que ello represente una baja para aquellos con tasa fija.

 

A pesar de que el feriado del pasado día lunes en Estados Unidos con motivo de la conmemoración del Día de los Presidentes significó que las principales plazas accionarias de dicho país se encontrasen cerradas, los operadores locales no tuvieron problema en convalidar una fuerte suba del Índice Merval que lo llevase por encima de los 20.000 puntos.
En un principio los índices bursátiles norteamericanos acompañaron la dinámica a partir del martes con un gap al alza en nuevos máximos tanto para el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average. No obstante, la jornada del jueves instaló dudas en el mercado local con un retroceso no menor desde la apertura, el cual fue mayormente recuperado hacia el cierre.
La abrupta baja de la jornada del jueves llevaría a esta semana a ser la primera en lo que va del año en registrar un cierre a con un saldo negativo respecto a la anterior, cortando así una racha de ocho semanas al alza e igualando al período correspondiente a octubre y noviembre pasados.
El siguiente gráfico muestra la evolución del índice y el volumen de dinero negociado en acciones a lo largo del último año. El mismo evidencia la clara reducción en la operatoria a lo largo de las últimas dos semanas, coincidiendo con el último intento al alza del mercado local. No obstante, también se debe destacar cómo dicho volumen promedio para cinco jornadas no ha caído de los 300 millones de pesos, nivel que no logró superar a lo largo de los últimos dos meses del año anterior.
Como puede evidenciarse en la sección de Títulos Públicos de nuestro Panel de Capitales, la renta fija de todo tipo registró un comportamiento mayormente favorable sustentado por el mayor apetito de riesgo instalado con la sensible baja de los rendimientos de deuda internacional. Las notas del Tesoro norteamericano han caído abruptamente en las últimas jornadas, volviendo a acercarse a sus mínimos de enero.
Los bonos pagaderos en moneda extranjera mostraron subas tanto en pesos como en dólares ante la relativa estabilidad del tipo cambiario. Tras pausarse el proceso de apreciación de la moneda doméstica con un rebote hacia los $ 15,715/u$s por parte del dólar de referencia del BCRA, el mismo volvió a deslizarse hacia los $ 15,536, dejándolo casi sin cambios para la semana. Destaca el comportamiento de la parte media de la curva, con títulos como el Bonar 20 y Bonar 24 marcando subas en pesos de 1,52% y 1,12% respectivamente.
Los títulos con tasas fijas en pesos continúan mostrándose demandados, con los bonos a octubre de 2021 siendo los últimos en pasar a rendir por debajo del 15% anual, lo cual señalaría una visión reforzada del mercado de la tendencia a la baja de la inflación. No obstante, fueron las colocaciones a largo plazo con cláusulas de ajuste por CER aquellas que mostraron el mayor avance durante la semana
Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Finanzas