Cheques de Pago Diferido Avalados con tasas mejores a las Lebacs

Ignorados en los últimos años por inversores en búsqueda de rendimientos reales positivos, los Cheques de Pago Diferido del segmento “avalado”, el más ofertado, empiezan a ofrecer tasas atractivas para colocaciones en pesos a corto plazo ante los sucesivos recortes en las tasas de Letras del Banco Central de la República Argentina.
Como resultado de la política anti-inflacionaria aplicada por el Banco Central de la República Argentina, durante buena parte de 2016 las Letras del Banco Central (Lebacs) a 35 días ofrecieron retornos difíciles de igualar entre colocaciones de bajo riesgo. No obstante, con las mediciones de INDEC mostrando una tendencia decreciente en el ritmo al alza de los precios y la economía mostrando dificultades para salir del estancamiento en el nivel de actividad, la autoridad monetaria dio vía libre a sucesivos recortes en las tasas pagadas por estos títulos. En la última licitación el organismo llevó la tasa pagada por la posición más corta (con vencimiento en 42 días, a mediados de febrero) al 24%, 75 puntos básicos por debajo del rendimiento pagado en la semana anterior por títulos a 35 días*.
Dicha dinámica, en conjunto con una nueva depreciación del dólar, había hecho menos clara la preferencia por posicionarse en dichos títulos. No obstante, para quienes creían en una cierta estabilidad del tipo de cambio en el corto plazo, escaseaban alternativas en pesos comparables en términos de riesgo, dada la brecha existente entre las tasas que ofrecen las Lebacs y aquellas disponibles por colocaciones a plazo fijo.
He allí un nicho que podrían suplir los cheques de pago diferido (CPD) avalados. Estos títulos, cuyo papel en el financiamiento de Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) analizásemos en un artículo de la edición N° 1.763 de nuestro informativo semanal**, habían visto sus rendimientos deprimidos por la normativa que exigía a Aseguradoras y Fondos Comunes de Inversión colocar parte de su cartera en un conjunto definido de activos dentro de los cuales se encontraban los CPD.
Ante los cambios regulatorios aplicados a principios del 2016***, las tasas negociadas en estos títulos han mostrado una tendencia alcista, y hacia fines del año pasado han empezado a empatar, e incluso superar ocasionalmente, los rendimientos ofrecidos por las Lebacs. En los tramos más cortos del segmento avalado (el cual resulta ser el de menor riesgo al estar los cheques garantizados por Sociedades de Garantía Recíproca), las tasas promedio ponderadas por valor nominal del cheque se han estabilizado en el rango de entre 23% y el 26% desde octubre del año pasado.

NICOLÁS FERRER
Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Finanzas