Brasil pone en aprietos a la industria argentina

Brasil fue siempre un factor importante para la industria argentina. Tanto a la hora de demandar producción en momentos de crecimiento, como de desagotar inventarios en épocas de recesión.

Las contracciones en su PBI del 3,8% y 2,5%e en 2015 y 2016 impactan de lleno en el entramado industrial argentino. Los efectos se vieron en diferentes sectores argentinos, que tuvieron que competir con stocks a precios de remate cuando la Aduana no pudo pararlos o cuando la realidad de la demanda en Brasil hizo imposible exportarles bienes.

El ejemplo más paradigmático es el automotriz. Desde el 2013 al 2016 la fabricación argentina de autos se redujo de un 44%, fundamentalmente impulsada por las exportaciones que cayeron más del 60%. El gran actor de semejante caída en las ventas externas de vehículos fue Brasil: mientras que en 2013 y 2014 Brasil era el destino del 48% de la producción argentina, en 2016 este valor es menor del 30%.

Un crecimiento moderado de Brasil en 2017 (alrededor del 1%) podrá compensar los efectos negativos sobre la industria local solo parcialmente. El sector requerirá necesariamente de un impulso del mercado local o de clientes internacionales alternativos.

autos-brasil-oct-2016

 

Fuente: Invenomica

Leer más Informes de:

Opinión Propia