BLOCKCHAIN: ¿CÓMO PUEDE CONTRIBUIR ESTA TECNOLOGÍA AL SISTEMA FINANCIERO?

En los últimos años, el sector financiero está transitando un proceso de cambios a partir del surgimiento de diversos avances tecnológicos1. Entre estos, blockchain cadena de bloques forma parte de ese conjunto de avances tecnológicos que tienen el potencial de transformar la industria de servicios financieros2.

En economía de la innovación se suele distinguir entre innovaciones incrementales e innovaciones radicales. En tanto las primeras son mejoras, pequeñas y sucesivas, de los productos y procesos existentes, las segundas implican introducir un producto o servicio que hasta el momento no se había considerado. Estas últimas innovaciones implican una “destrucción creativa”, empleando la terminología utilizada por Schumpeter. Las expectativas creadas alrededor de las potenciales aplicaciones de blockchain llevan a pensar a que se trataría de una tecnología que provocaría cambios significativos en el ámbito de la economía. Si bien la aplicación de innovaciones tecnológicas en los procesos productivos conlleva ganancias de productividad, cuando se trata de tecnologías disruptivas no resulta claro en qué medida y en cuales casos ello será así.

Esta nota procura introducir el funcionamiento de la tecnología blockchain, reservando casos más concretos de uso para futuras entradas en el Blog.

¿Qué es blockchain?

A grandes rasgos, blockchain 3 es una tecnología informática que, esencialmente, permite generar un registro de acontecimientos digitales, el cual está distribuido entre múltiples partes (nodos), conservando un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han consumado históricamente en esa red. El concepto de consenso distribuido permite implementar un registro inalterable de eventos del mundo digital, siendo la red de nodos distribuidos quienes certifican la veracidad de los datos. Es decir, esta tecnología no requiere de un ente central ni de terceras partes que brinden confianza a la red4 (ver Figura 1).

Las plataformas blockchain pueden ser sin permiso (pública) o con permiso (privada). En una blockchain pública, como la utilizada por la criptomoneda Bitcoin, todos los nodos de la red pueden realizar transacciones y participar en el proceso de consenso. En una blockchain privada, cada nodo podría ser capaz de realizar transacciones, pero la participación en el proceso de consenso se limita a un número restringido de nodos aprobados.

Fuente: BCRA

Leer más Informes de:

Finanzas Informática y Tecnología