Argentina: Reporte Mensual SBS. Estimulada por financiamiento, amenazada por la política.

El lastre político nuevamente. Luego de un buen comienzo de año y fortalecido financieramente por un blanqueo exitoso, el gobierno nuevamente enfrenta un delicado escenario político. Potenciales conflictos de intereses y algunos errores políticos no forzados parecieron potenciar cierta desilusión con la recuperación económica en marcha. Encuestas recientes confirman no sólo una caída en la popularidad del Presidente Macri, sino también una mayor desesperanza sobre la perspectiva económica. El gobierno todavía cuenta con algunas ventajas, como ser amplio financiamiento para mantener un política expansiva, los beneficios de la desaceleración inflacionaria en curso, y el empuje de algunos sectores privilegiados. También sigue enfrentando una oposición muy dividida, lo que permite mantener viva la posibilidad de continuidad política por unos años más. Sin embargo, la mayor incertidumbre política muy probablemente haga inclinar las medidas económicas al cortoplacismo electoral, relegando la agenda de mediano plazo y haciendo más vulnerable la trayectoria de los meses venideros. Actividad. El 4T16 reportó una recuperación firme aunque muy heterogénea. Es todavía esperable que el 2017 muestre un crecimiento de casi 3%, a medida que la desaceleración de precios se confirme mayor a la de los salarios, se ejecute el aumento programado del gasto de pensiones y de obra pública, y comience o se extienda el mayor gasto de inversión en sectores como el agro y la energía. La recuperación gradual de la economía Brasilera constituye otro empuje adicional. Una suba más marcada en las tasas internacionales o una creciente incertidumbre política son los principales peligros de corto plazo. Una tímida mejoría de la inversión, sigue siendo el mayor desafío de largo plazo.

Moneda e Inflación. Después de obtener un notable logro desinflacionario hacia fines del año pasado, el BCRA disfruta de muy poco espacio para bajar la guardia, muy probablemente manteniendo tasas altas en el futuro cercano. De todas maneras, el logro de las metas oficiales va a seguir parcialmente boicoteado por los ajustes tarifarios y una política fiscal expansiva, manteniendo la inflación cercana al 20% anualizada que se registró en 4T16. Asimismo, la combinación actual de políticas es probable que exacerbe el sesgo cambiario actual, con un ARS/USD que se deprecia menos que la inflación, excluyendo posibles disrupciones en el mercado internacional o ruido político local.

Fisco y Financiamiento. Beneficiado por el blanqueo, el financiamiento ha dejado de ser una fuente de riesgo para 2017. Ello permitiría eventualmente retrasar aún mas ciertos ajustes inicialmente pactados para la primer mitad del año. El compromiso oficial continúa siendo un déficit primario 4,2% del PBI para 2017, pero desvíos son esperables. Como señalamos, la actual trayectoria fiscal anticipa una relación deuda producto de más del 37% hacia fin de mandato, en 2019, todavía manejable desde la perspectiva regional, pero sin espacio para evitar mayores esfuerzos a partir del 2018.

Fuente: SBS

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía