Proyecciones económicas

VariableMensualAnual
sep-18oct-18nov-18dic-18ene-19feb-1920182019
Inflación minorista 4,0%3,5%2,7%2,5%2,0%2,0%40,3%21,2%
TNA60,0%60,0%60,0%60,0%55,0%50,0%60,0%32,0%
Tipo de cambio $ / US$39,740,041,141,942,542,841,950,0

 

VariableIII-18IV-1820182019
PBI-1,5%-0,5%-1,9%0,5%

Fuente: REM


¿CÓMO HACEN LOS ESTADOS UNIDOS PARA REDUCIR SU POBREZA?

Estados Unidos cuenta con políticas de ayuda social tales como préstamos para la vivienda, la educación y los desempleados, entre otros. Quizás uno de los más destacados por su impacto y alcance sea el SNAP (Programa de Asistencia para la Nutrición Suplementaria, por sus siglas en inglés), un programa enfocado en mitigar la pobreza, el hambre, desde la política nacional (Departamento de Agricultura) y administrado por los Estados. Históricamente fue conocido como el “food stamps”.

Por intermedio del SNAP cada beneficiario recibe fondos directamente en su tarjeta de débito, que pueden ser utilizados en una extensa red de comercios autorizados.

Los hogares pueden usar los beneficios del SNAP para comprar alimentos, tales como panes, cereales, frutas, vegetales, carnes, pescados, aves, productos lácteos y semillas y plantas que producen alimentos para el hogar.

Esencialmente son elegibles para este programa familias que tengan ingresos brutos por hasta el 130% de la línea de pobreza.

En 2018, 40,3 millones de personas fueron beneficiarias del SNAP, es decir, el 12,3% de la población estadounidense. Cada persona recibió en promedio 126 dólares por mes por esta vía (4,2 dólares por día).

Fuente: INVENÓMICA, con datos de USDA.

El programa SNAP extrae de la pobreza a 3,4 millones de personas (1,1%), incluyendo 1,5 millones de niños. Sin embargo, el impacto es más fuerte cuando se enfoca el análisis en los sectores más carenciados. Cumple un rol selectivo, central, directo e inmediato en satisfacer las necesidades básicas alimentarias de la población en situación de mayor vulnerabilidad. El programa SNAP permite reducir en un tercio el porcentaje de hogares que tienen un ingreso inferior al 50% de la línea de pobreza.

El programa SNAP requiere que los beneficiarios cumplan con requisitos especiales a menos que estén exentos debido a su edad, discapacidad u otra razón específica. Los adultos sin dependientes de entre 18 y 49 años solo pueden obtener SNAP durante 3 meses en 3 años si no cumplen con ciertos requisitos de horas de trabajo (remunerado o no) al mes o participan en actividades de capacitación. Los límites temporales son flexibles considerando situaciones macroeconómicas críticas específicas.

Por otra parte, el programa tiene su efecto multiplicador sobre el Producto Bruto. Estimaciones privadas norteamericanas estiman que, por cada dólar aplicado a beneficios del SNAP, se genera 1,7 dólares adicionales en la actividad económica.