Más que nunca las exportaciones argentinas están a la suerte del precio de las materias primas

El Covid-19 tuvo un efecto devastador en la economía mundial en 2020 y aun peor en la economía Argentina que se encontraba atravesando una severa crisis. El cierre de fronteras y el aislamiento derivó en un fuerte aumento del desempleo y con ello una importante reducción de la demanda de bienes y servicio.

Las exportaciones argentinas se encuentran relativamente estancadas desde hace once años. Y para peor, mientras que las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) representaban el 35% de ventas al exterior en 2010, se ubicaron en un 30% en 2019[1]. Es decir, las exportaciones no solo se estancaron sino que además hubo una migración a productos con bajo nivel de desarrollo. Y esta tendencia empeorará en 2021.

El problema de Argentina radica en que sus principales compradores de MOI tendrán una lenta recuperación de su economía en 2021. Según cifras del Fondo Monetario Internacional, América Latina solo crecerá un 4.1% en 2021 luego de registrar una contracción del 7.4% en 2020, y la región representa el 32% de las exportaciones y concentra el 58% de las MOI.

La economía de Brasil, principal socio comercial, crecería un 3.6% en 2021 luego de contraerse un 4.5% en 2020. Este dato no es menor, considerando que Brasil centraliza el 16% de las exportaciones y el 35% de las exportaciones de MOI -con una fuerte participación de la industria automotriz-. Para que las exportaciones de alto valor agregado se recuperen en el corto plazo será clave un mayor dinamismo de nuestro principal socio comercial.

Cuadro 1. Proyecciones PBI

Fuente: Fondo Monetario Internacional

China, socio comercial que representa el 11% de las exportaciones argentinas, volverá a registrar altos niveles de actividad económica con una expansión del 8.1%. Pero las exportaciones a China se concentran en Productos Primarios y en Manufacturas de Origen Agropecuario -alcanzando el 34% y el 64% respectivamente- mientras que otros productos apenas representan el 1%.

En el caso de Estados Unidos, tercer socio comercial de Argentina, el crecimiento proyectado es del 5.1% en 2021. Cabe destacar que Estados Unidos representa el 6% de las exportaciones de Argentina, de las cuales casi el 50% corresponden a Manufacturas de Origen Industrial.

Chile se encontraba atravesando una importante contracción de la economía desde fines de 2019. A mediados de octubre de dicho año las protestas sociales forzaron el cierre de tiendas y oficinas junto con limitaciones en los servicios de transporte. En consecuencia, la llegada del Covid-19 profundizó la delicada situación económica y social del país trasandino. En 2021, la actividad económica crecerá un 4.5% pero su nivel de actividad aún estará por debajo del 2019.

Cuadro 2. El peso de las exportaciones Argentinas.

 

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos

La fuerte dependencia de las exportaciones argentinas en commodities es un problema que se agrava año tras año. Las exportaciones tienen una volatilidad muy alta dado que depende del precio de productos como soja, trigo, maíz, etc.  Ante la débil recuperación económica de los principales compradores de MOI,  las exportaciones de 2021 estarán intensamente influenciadas por las fluctuaciones del precio de los commodities y los desempeños de las cosechas.

El crecimiento de las exportaciones debe estar impulsado por políticas de desarrollo que fomenten la producción y venta al exterior de productos con alto valor agregado. Caso contrario el nivel de exportaciones estará siempre sujeto a la suerte de los precios de los commodities. El desarrollo de nuevos mercados y políticas para impulsar las exportaciones debería jugar un rol clave en las políticas económicas, independientemente del partido o coalición gobernante.

[1] Las Manufacturas de Origen Industrial representan el 24% de las exportaciones totales en 2020, pero por el efecto de la pandemia esta cifra no es comparable con años anteriores.